el Tokio que nunca has visto. Información turística de Tokio.
antes de ir al llegar moverse x Tokio qué ver n Tokio atractivos turísticos excursiones desde Tokio no te lo pierdas gastronomía
mapas de Tokio videos links interesantes
Tokio
descubre Tokio!

Santuarios, templos y jardines. Mercados callejeros y placeres gastronómicos. Museos y galerías de arte. Artes tradicionales del espectáculo y artes de lo efímero. Arquitectura. Alta tecnología. Todo eso es Tokio… y mucho más.

Descubrir Tokio es adentrarse en una metrópolis fascinante donde convive la tecnología moderna y vanguardista junto a una cultura milenaria y refinada. Sorprenderse con una chica ataviada con un bello kimono paseando junto a imponentes y modernos rascacielos que relejan en sus fachadas milenarios templos y hermosos jardines zen o disfrutar de su selecta gastronomía.

Tokio es una metrópolis gigantesca. Es enorme.
Sube al mirador de las torres del Gobierno Metropolitano en Shinjuku y la jungla de hormigón y asfalto no tiene fin.

Al anochecer las luces de los rascacielos y edificios centelleando en el horizonte nos recuerdan a una película de ciencia ficción. Las luces del día nos muestran la imponente silueta del monte Fuji, hacia el oeste y la formidable bahía de Tokio atravesada por el puente Rainbow al sur.

Es una metrópolis ordenada, segura y limpia. Bueno, ordenada no precisamente, desde el punto de vista urbanístico. En el corazón de Tokio se encuentra actualmente el Palacio Imperial, antigua ubicación del Castillo de Edo, nombre originario de la ciudad. Edo se desarrolló alrededor del castillo del Shogun Tokugawa. Los sucesivos incendios, referidos orgullosamente por los propios “Edo-Ko” (hijos de Edo) como las “flores de Edo”, los terremotos (terremoto de Kanto en 1923) y los devastadores bombardeos sufridos por la ciudad en la II Guerra Mundial han obligado a una constante labor de reconstrucción urbana.

El “centro” de Tokio como orientación básica, es el área englobada y circundante con la línea de tren Yamanote (algo asi como la Circle Line de Londres), línea circular que conecta las principales zonas de ocio y servicios. La línea Yamanote tiene 29 estaciones de tren. Cada 2 minutos pasa un tren. Alrededor de 3,5 Millones de personas utilizan la línea Yamanote cada día. En el centro del círculo se encuentra el Palacio Imperial y en el perímetro del círculo se suceden las estaciones de Tokio, Shinagawa, Ebisu, Shibuya, Shinjuku, Ikebukuro, Ueno,…unidas por la línea Yamanote, formando un conglomerado de centros urbanos, ciudades dentro de la ciudad. En efecto, alrededor de estos verdaderos centros urbanos encontramos bulliciosas y ajetreadas zonas comerciales. Impactantes carteles luminosos en llamativos caracteres orientales, gigantescas pantallas de televisión con reclamos publicitarios, una variedad increíble de productos y servicios. Alucinante la multiplicación de pantallas, luces y sonidos.

La metrópolis está perfectamente conectada por una moderna, eficaz y tupida red de comunicaciones e infraestructuras de transportes que con frecuencia atraviesa el paisaje urbano en forma de autopistas elevadas y líneas de trenes y Shinkansen (tren bala), además de las líneas subterráneas de metro, etc…Moverse a través de esta red de comunicaciones no es complicado. En todas las estaciones, junto a los paneles en japonés existen paneles informativos en caracteres occidentales, romanos. Los principales lugares turísticos también tienen información destinada a los no japoneses, folletos y mapas de las atracciones turísticas en varios idiomas. Paradójicamente detrás de cada uno de estos centros urbanos y se extienden encantadores barrios residenciales con apiñadas casas unifamiliares, entre estrechas y laberínticas callejuelas, rincones para descubrir increíbles templos o tradicionales comercios. Ya sea en las grandes zonas comerciales o en las tranquilas áreas residenciales es un verdadero privilegio contemplar tranquilamente la vida en Tokio.

Un Tokio seguro y limpio, donde te sorprenderás por el sentido cívico y la educación de los japoneses en el trato diario.